La FIC emprendió en 2019 un camino de evaluación institucional que ahora arroja sus primeros resultados. Un informe de autoevaluación aprobado por el Consejo el 23 de setiembre de 2021, cierra la primera etapa del proceso, aborda seis dimensiones -contexto institucional, enseñanza, investigación, extensión, comunidad universitaria, infraestructura- y busca mostrar la construcción y fortalecimiento de la Facultad.

Patio de la FIC interno

La evaluación institucional (EI) es el resultado de un proceso de relevamiento de información y evaluación realizado en la FIC entre setiembre de 2019 y diciembre de 2020. Forma parte de un proceso participativo más amplio que se lleva a cabo en varias facultades de la Universidad de la República y tiene como objetivo el análisis sistemático y riguroso de una institución, echando luz sobre las debilidades y fortalezas de cada centro de estudios.

La EI consta de tres etapas: la primera es la de evaluación interna y para el caso de la FIC culminó en setiembre de 2021 con la aprobación del Informe de Autoevaluación Institucional en el Consejo de Facultad (clic aquí). La segunda etapa es la de evaluación externa a cargo de dos evaluadores extranjeros y uno nacional en el mes de noviembre, que finaliza en un informe con posibles áreas de mejoras y recomendaciones. La tercera y última es la presentación del Plan de mejoras; será presentado por la FIC en 2022 y deberá incluir acciones para superar o eliminar las debilidades detectadas por propios y ajenos.

 

El valor de conocernos

En la FIC el proceso de evaluación tuvo como espíritu general mostrar la construcción de una nueva institucionalidad y el fortalecimiento de la Facultad. Es un servicio joven, creado en el 2013 a partir de dos servicios ya existentes (EUBCA y LICCOM) con desarrollos institucionales distintos. Desde ese año se ha trabajado por reflejar la identidad y cultura propia de la Facultad en todos los ámbitos; la instalación -en febrero de 2017- en un edificio único para todo el servicio ha reforzado este proceso de integración. 

“El objetivo de la primera etapa de autoevaluación era tener un estado de situación de la FIC al año 2019, es decir, la fecha de corte que tomamos. Esto implicaba recopilar una cantidad impresionante de datos y organizarlos, relevar documentos institucionales, conocer la opinión de los distintos actores. A su vez implicaba hacer una lectura del proceso realizado por la Facultad desde su creación hasta la fecha. Creo que el objetivo se logró”, resumió la asistente académica Magdalena Martínez. 

El proceso de la EI (llevado adelante por el Equipo Técnico y la Comisión Evaluadora del Servicio de la FIC) implicó la sistematización de información -hasta el momento dispersa e incluso no disponible hasta entonces-, luego el análisis y valoración del servicio en seis grandes dimensiones: contexto institucional, enseñanza, investigación, extensión y actividades en el medio, comunidad universitaria e infraestructura. 

“El primer valor que nos aporta es el de conocernos. Además, nos ofrece la posibilidad de definir los pasos que queremos dar. En la etapa de autoevaluación detectamos debilidades y fortalezas de nuestra Facultad, que tenemos que encarar o aprovechar según el caso”, resumió la asistente académica. 

A modo de ejemplo, Martínez destacó “la cantidad de acciones realizadas en pos de construir una Facultad que tenga su propia impronta. Encontramos diversas normativas referidas a la organización de la FIC, unificación de criterios para los llamados a ocupar cargos docentes y otros que están en proceso como las prácticas preprofesionales. Asimismo, el informe da cuenta de las dificultades que surgieron en la implementación de los planes de estudio y de los esfuerzos realizados por adecuar las mallas curriculares a los mismos. En esta línea referida a la enseñanza, se detectó la necesidad de una orientación y apoyo mayor a los estudiantes en su diseño curricular, a la vez que se los debe dotar de autonomía”.

En lo que refiere a otra de las áreas como la investigación, el informe arroja que hoy en día la FIC cuenta con grandes avances tanto en el desarrollo de esta línea por parte de los docentes y la existencia de varios grupos de trabajo interdisciplinarios, como de políticas de la Facultad para favorecer esta dimensión. La investigación estudiantil es quizás la menos desarrollada y requiere una atención particular. Por otra parte, a nivel de extensión la mayor debilidad es la dependencia a nivel central para sostener los recursos humanos, aporta el informe y visualiza como fortaleza la incipiente presencia de la comisión de extensión en las definiciones políticas. 

El proceso de la EI se encamina hacia la próxima etapa de evaluación externa los próximos 17, 18 y 19 de noviembre. 

 Ver resolución de Consejo del 23/9/2021, clic aquí.

Más información sobre EI en la FIC, clic aquí

Tipo de noticia
Secundaria