La Facultad de Información y Comunicación (FIC) de la Universidad de la República (Udelar) fue creada en 2013, y casi diez años después, se propuso reunir en una publicación historias de su primera etapa y de los servicios universitarios fundantes: la ex Escuela Universitaria de Bibliotecología y Ciencias Afines (EUBCA) y la ex Licenciatura en Ciencias de la Comunicación (Liccom).

foto del libro

La iniciativa de publicar el libro La construcción de la FIC. Apuntes de una historia compartida (clic aquí) partió de la decana Gladys Ceretta, quien en 2020 le propuso al Consejo reunir los testimonios de quienes hicieron posible unificar los caminos universitarios de la información y la comunicación en nuestro país para dar surgimiento a nuestra actual Facultad.

“Cuando asumí por primera vez como decana, en 2016, eran muchos los desafíos a los cuales me enfrentaba. Pero en ese momento, ya nos parecía muy importante comenzar a generar insumos que nos permitieran ir aportando hacia una historia institucional y construirla juntos. Desde aquel momento me comprometí a trabajar con mucho ahínco en la construcción de una identidad institucional única. Con este espíritu fue que con el equipo de Decanato pensamos en esta propuesta” explicó Ceretta al momento de presentar el libro, en un acto realizado en el aula magna el 13 se setiembre.

De la mesa de presentación también participaron Rodrigo Arocena (rector de la Udelar de 2006 a 2014), María Urquhart (quien tuvo una participación activa en el proceso de creación de la FIC desde 2009 y fue decana interina desde su creación en 2013 hasta 2016), Mario Barité (director de la ex EUBCA de 1994 a 2002 y de 2010 a 2012 y director del Instituto de Información de la FIC entre 2013 y 2017), Gabriel Kaplún (director de la ex Liccom de 2008 a 2013 y director del Instituto de Comunicación de la FIC entre 2013 y 2015) y el actual rector de la Universidad, Rodrigo Arim.

Ceretta, quien también fue directora de la ex EUBCA de 2002 a 2010, explicó que los relatos reunidos en el libro “nos ayudan a comprender de mejor manera la génesis de esta joven Facultad” y que “la propia diversidad de las historias de la EUBCA y la Liccom se refleja en la diversidad de los artículos y testimonios que componen esta publicación”. Luego recordó que la publicación “no es un relato acabado ni una historia completa de la Facultad, algo que seguramente habrá que hacer más adelante”.

Sobre el proceso de confluencia institucional y creación de la Facultad, destacó especialmente que fue gracias a que “primó el diálogo, el compromiso colectivo y el trabajo consensuado de los dos servicios fundantes, y del apoyo de las experiencias de otros servicios universitarios que hoy son unidades académicas asociadas”. Por otra parte, valoró de forma decisiva la alta participación de los tres órdenes y del funcionariado TAS.

Por su parte, Arocena definió el proceso de creación de la Facultad como uno “de creación material, académica e institucional muy interesante”. “Traté de examinarlo como una construcción larga, conflictiva y democrática” en el capítulo de su autoría. Para ello propuso un análisis contrafáctico que evidencia la centralidad del cogobierno autonómico como principio fundante de un proceso democrático que dio lugar a la FIC.

“Tengo que definir al proceso de creación de la FIC como una aventura académica e institucional que resultó en una extraordinaria hazaña” comenzó su intervención Urquhart. Para acompañar sus recuerdos, compartió varias fotografías que testimoniaron algunos de los principales hitos del recorrido en el cual participó y que “reflejan el carácter colectivo del proceso” con el “apoyo y la exigencia” del ex rector Arocena. Asimismo, recordó una de las metas aprobadas por el Consejo Directivo Central que cargó de características especiales la aventura relatada: que la FIC sea un ámbito de confluencia interdisciplinario, facilitando y potenciando los nexos entre los abordajes humanísticos, sociales, científico-tecnológicos y artísticos de la información y la comunicación.

Posteriormente Barité se remontó a 2002, cuando en unas jornadas sobre el destino institucional de la EUBCA ya se problematizó el lugar que la bibliotecología y sus ciencias afines debían ocupar en el esquema académico universitario. Reconoció a los ex rectores Jorge Brovetto y Rafael Guarga, quienes en aquellas épocas “nos impulsaron a dialogar con otros servicios y actores universitarios” y aprovechando el trabajo por áreas. Barité también saludó los aportes de los órdenes ya que como había dicho Arocena, en el cogobierno se puede reconocer el motor de crecimiento de esta experiencia.

Luego hizo uso de la palabra Kaplún quien aludió a que en 2008, cuando se presentó su candidatura como director de la Liccom, propuso “abrir, cambiar y crecer” como ideas fuerza para los próximos años de ese servicio, algo que también planteaba para el camino entrecortado de confluencia con la EUBCA. Al igual que en el capítulo de su autoría en el libro, aseguró que al final valía la pena y se podía. “Repasando lo sucedido, creo que avanzamos mucho en esas tres direcciones. En algunas menos y en otras más de lo que queríamos e imaginábamos posible. Pero quizás el cambio más importante fue haber abierto un horizonte que, en aquel momento, muchos veían cerrado o muy nublado” escribió Kaplún.

Para finalizar y mirando el camino recorrido hoy “siento la tranquilidad y la alegría de decir: se pudo. No todo ni tanto como queríamos, pero se pudo. Se puede. Valió la pena”, con lo cual empezamos a cumplir una deuda de la Universidad consigo misma y con la sociedad uruguaya, en la formación de “gente con cabeza crítica y capacidad de propuesta” en un campo clave para “la construcción de un país más democrático y más justo”.

Al cierre de la oratoria Arim se refirió a la convergencia democrática en la propuesta académica de la FIC y saludó que el libro presentado no pretendiera construir una historia oficial, sino reunir las distintas perspectivas sobre un mismo trayecto. “Somos un modelo de universidad que sigue sabiendo que la creación de conocimiento, la investigación, la extensión y la enseñanza tienen que convivir en los mismos ámbitos” agregó el rector. “Sin grandilocuencia ni autocomplacencia, es el momento de ser conscientes de lo logrado” culminó en referencia a nuestra Facultad.

Galería de imágenes
Tipo de noticia
Slider
Orden slider
Primero