Docentes, estudiantes y egresadas de la Facultad de Información y Comunicación (FIC) se reunieron para pensar en red cómo hacer una comunicación feminista. El encuentro se realizó como parte del ciclo “Comunicación en lo común” organizado por el Instituto de Comunicación.

 Haciendo comunicación feminista

Con la consigna “¿Hacemos una comunicación feminista?” el jueves 3 de noviembre se realizó un conversatorio en el Portal Rabú de la Facultad que se presentó como “un espacio de reflexión para pensar cómo podemos desentrañar las prácticas de comunicación desde los horizontes que se plantean los feminismos del sur global y pensar en torno a las voces, los discursos, las representaciones y los abordajes de la comunicación”.

La mesa moderada por la estudiante Azul Milano, y contó con la participación de Josefina González, activista transfeminista y comunicadora; Mercedes Altuna, docente e integrante del Centro de Estudios Interdisciplinarios Feministas de la Universidad de la República (CEIFem - Udelar); Alicia Cano, cineasta y responsable de comunicación del Municipio B; y la comediante Laura Falero. Las cuatro participantes del panel son licenciadas en Ciencias de la Comunicación por la Udelar.

González se refirió principalmente a la potencia transformadora de los feminismos. Para la comunicadora, la comunicación feminista debe estar al servicio de las luchas sociales para “potenciar aquellas voces que el sistema quiere aplacar” explicó.“Ser comunicador o comunicadora, nos coloca en lugares que impactan en la sociedad toda y en esos lugares de enunciación también construyen referencias para otras personas”. González afirmó que “debemos ser coherentes o consecuentes entre lo que decimos y hacemos” como profesionales, y enumeró una serie de características que deben tener los contenidos para ser feministas: no ser sexistas, racistas, homofóbicos, transfobicos, ni violentos, y que deben ser inclusivos y capaces de encontrar representaciones cotidianas no estereotipadas.

Por su parte, la docente Mercedes Altuna destacó la enorme cantidad de estudios con perspectiva de género que están desarrollando las docentes de la FIC, e hizo un llamado a construir redes. “Nosotras desde la academia necesitamos de redes, desde el impulso de las estudiantes hasta de las colegas que trabajan en el campo profesional” y destacó que “un punto clave de la comunicación feminista son las redes entre nosotras”. Explicó que en la academia las mujeres y disidencias están inmersas en una lógica patriarcal que es competitiva, y que es necesario generar lógicas asociativas para romper esto: “pensar juntas y no estar solas” subrayó.

Siguiendo con la puesta en común de saberes y experiencias, Cano apuntó que para ella el rol de la comunicación feminsita es “visibilizar las desigualdades e intentar transformarlas”. Destacó la importancia de realizar estudios que den cuenta de las desigualdades de género y de tomar conciencia en que “cuando ocupo un lugar de representación soy yo pero también soy mis compañeras”. Desde su rol de comunicadora, Cano destacó que como el Municipio B se ha declarado feminista, antiracista y ecologista la pregunta de cómo hacer una comunicación feminista es una pregunta de la labor cotidiana y destacó que la comunicación feminista se construye cotidianamente, en un hacer permanente con las compañeras, “ponerse los lentes violetas” y remarcó que en su experiencia, “el feminismo aguanta hasta donde aguanta la comunicación” y que por lo tanto las características de cada proyecto marca algunos límites diferentes.

En lo que respecta a su labor como cineasta, destacó “en el cine la vara con la que nos miran a las mujeres es mucho más dura” y expresó que “el cine es el arte de la sugestión, y tiene que ver con una forma de mirar”. Por último gregó que “hacer cine feminista es mucho más amplio que contar historias de mujeres, es una forma de mostrar”.

Para cerrar el panel, Falero invocó la potencia crítica que tienen los feminismos y subrayó que para ella es la única política posible para las mujeres y las disidencias. La comunicadora afirmó que “construimos una comunicación feminista primero siendo feministas y haciendo feminismo” y que este tipo de comunicación se expresa como “comunicación horizontal, en la que cada persona saque lo mejor de sí, que haya conversación con las menores jerarquías posibles”.

Además hizo un llamado al auditorio en el que invitó a exigir y pensar en qué audiencia somos y en qué tipo de comunicación queremos recibir. “Es hora que la comunicación feminista sea performatica y ponga a las personas en situación. Qué palabras elegimos y por qué las elegimos”, señaló.

El conversatorio se continuó con el uso de la palabra de algunas asistentes que forman parte de la Facultad. Las docentes que hicieron uso de la palabra celebraron la necesidad de hacer este tipo de encuentros y de construir red. “No hay otra forma” señaló Lourdes Zetune, al tiempo que Sabrina Martínez convocó a “habitar la posibilidad de conquistar nuevos campos académicos y profesionales”.

Tipo de noticia
Secundaria