En vísperas del Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil invitamos a funcionarias y funcionarios de la Facultad a que nos recomendaran libros de nuestra biblioteca y que nos contaran por qué valoran especialmente compartir la lectura con niñas, niños y adolescentes.

Funcionarias y funcionarios nos hacen recomendaciones de literatura infantil y juvenil

Luego de una convocatoria abierta a todo el funcionariado técnico, administrativo y de servicios (TAS) de la Facultad, conversamos con algunos de sus integrantes acerca de por qué creen especialmente importante estimular y compartir la literatura en la infancia y la adolescencia. El punto de partida fue la pregunta: ¿Qué libros aconsejan del rincón infantil de la biblioteca de la FIC?

A continuación, compartimos sus recomendaciones y reflexiones como una forma de celebrar el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil, el 2 de abril.

Inés Fassi, directora del Departamento de Documentación y Biblioteca, eligió La cama de mamá de Joi Carlin con ilustraciones de Morella Fuenmayor por “el tema que trata: la cama de mamá es un lugar mágico al que todos queremos ir cuando somos niños” porque allí se puede jugar, compartir, charlar y leer, lo cual “me trae muy lindos recuerdos de cuando le leía a mis hijos”. Destacó especialmente las ilustraciones porque “hablan mucho y tienen muchos detalles”, lo cual sumado a sus tamaños permiten comentar en profundidad el universo cotidiano de los niños.

Asimismo, destacó que incentivar la lectura en los niños y que los adultos la compartan con ellos, facilita la incorporación de esta práctica en la vida futura de los pequeños.

Por su parte, Marcelo Arrigoni, integrante de la Sección Vigilancia, fue a buscar Niña bonita de Ana María Machado y Rosana Faría por el mismo motivo que Inés: era de los preferidos por sus hijos, a tal punto que se volvía muy frecuente el pedido de ellos para que fuera leído por los adultos de la casa.

Consultado acerca de por qué piensa que sucedía esto, respondió: “Yo creo que como todos los niños encontraban allí un lugar donde ser feliz -y los niños vuelven al lugar donde son felices- es que nos pedían para leer una y otra vez”. Este libro era reiteradamente pedido porque “lo que más les llamaba la atención era que el concepto de la belleza no estaba adherido al color blanco, como comúnmente está en la civilización occidental, sino que estaba al negro”. Esta historia “tiene mucho que ver con la aceptación de la negritud y de la belleza con un color que muchas veces tiene menosprecio. Para ellos era muy raro”.

¿A qué sabe la luna? es el título del libro que trajo Bruno Cayaffa, integrante de Medios Técnicos, para este día. Se trata de una historia de Michael Grejniec sobre cómo un grupo de animales se organiza para llegar a probar cuál es el sabor de la luna. A Bruno le gustó este libro porque habla del compañerismo y porque naturaliza la fantasía, algo que sucede en los pensamientos que tenía de niño, “y eso me parece genial”.

Él cree además que “leer es una herramienta básica para la vida e interesante porque genera muchas cosas buenas. No se sabe cuándo las vas a necesitar o querer usar, pero las vas a desarrollar si aprendés el hábito de leer de niño o joven”. Por otra parte, piensa que para los adultos leer con niños “es una excusa para conectar, es un buen punto de encuentro que no siempre lo tenemos a la mano. Y además el hecho de compartir ya es valioso en sí mismo”.

Finalmente conversamos con Viviana Alarcón, quien es jefa de la Sección Referencia de la biblioteca de la Facultad. Ella fue a buscar en los anaqueles Sucedió en colores de Liliana Bodoc con ilustraciones de Pablo Bernasconi, especialmente por su autora que es “una especie de Tolkien de Latinoamérica que escribe desde sus sentimientos e identidad”. Recordó que los adultos somos claves en el proceso de acercar la literatura a los niños y jóvenes y valoró la lectura en edades tempranas porque “acompaña, brinda puentes y brinda alas”.

Por último, aprovechó la ocasión para invitar a toda la comunidad de la Facultad a acercarse al rincón infantil y juvenil de nuestra biblioteca porque allí trabajan “colegas que nos pueden orientar en la búsqueda de libros” porque no es un espacio solamente “para niños, sino también para adultos que median a quienes si no les ofrecemos determinados libros, no saben que están. La invitación es para todos”.

Escuchá la versión radial de esta noticia en Comunidad Udelar de Uni Radio: clic aquí.

 

Galería de imágenes
Tipo de noticia
Secundaria